martes, 18 de noviembre de 2008




A pesar de que la letra de esta canción corresponde a un poema de un escritor al que no admiro demasiado (Antonio Gala), e de decir que Antonio Vega a hecho de ella una melancólica maravilla y una contradicción deliciosa. No dejéis ni de leerla, ni de escucharla.







A trabajos forzados







A trabajos forzados me condena

mi corazón, del que te di la llave.

No quiero yo tormento que se acabe

y de acero reclamo mi cadena.



No concibe mi alma mayor pena

que libertad sin beso que la trabe,

ni castigo concibe menos grave

que una celda de amor contigo llena.



No creo en más infierno que tu ausencia.

Paraíso sin tí, yo lo rechazo.

Que ningún juez declare mi inocencia...

porque en este proceso a largo plazo

buscaré solamente una sentencia:

a cadena perpetua de tu abrazo.



No creo en más infierno que tu ausencia.

Paraíso sin tí, yo lo rechazo.

Que ningún juez declare mi inocencia.

2 comentarios:

Duenda. dijo...

clara montes, voz preciosa del sur, cantó poemas de antonio gala. justo este, es una maravilla. si lo encuentras, disfrútalo.

un abrazo, ura.
d.

p.d. en la verificación de la palabra para poder publicar este comentario me hace transcribir "percal". será un mensaje encriptado? bueno, bueno, yo por si acaso...

Alejandra Escosell dijo...

Pues no me extraña que te haya puesto la palabra percal para transcribir puesto que yo he utilizado...¡la fórmula "he de decir" sin h! Hace unos años esto no me hubiera pasado.Las neuronas van decreciendo en proporciones desmesuradas. ¡ay, la senectud!
Eso sí, que sepas que a mí me obliga a poner "kableo", que no se si viene de cablear o de cabreo en chino.

Besos!!